ACEN EN EL CONGRESO

En el marco de la inserción de la Asociación Chilena de Comercializadores de Energía, ACEN, como un nuevo actor en el sector eléctrico, su Directorio, encabezado por Eduardo Andrade, ha sostenido diversos encuentros con legisladores de la Comisión de Minería y Energía de la Cámara. De este modo, ACEN concertó audiencias bajo la ley de lobby con los Honorables Diputados Francisco Eguiguren, Sergio Gahona, Issa Kort, Carlos Kuschel, Juan Santana, Esteban Velásquez y Pablo Vidal, durante los meses de diciembre de 2019 y enero de 2020.

Este acercamiento tuvo además como objetivo presentarles el documento “Estudio de Comercialización de Energía”, Etapa 1. El estudio encargado por ACEN y desarrollado por la consultora Systep, subraya que en países donde existe competencia como España, Inglaterra, Colombia y algunos estados de Estados Unidos, la comercialización se ha introducido hasta el consumidor residencial, quien tiene la posibilidad de elegir el suministrador de energía que desee, tal como se opta por un operador de cable.

Según ACEN, urge modernizar y actualizar los diversos cuerpos normativos de la Ley de Servicios Eléctricos. En la actualidad, si bien la legislación chilena no recoge la figura del comercializador de energía, en los hechos algunas empresas de generación han optado por privilegiar la venta de energía y servicios alentando la competencia en el mercado eléctrico. Tal como concluye el estudio mandatado por ACEN, el surgimiento de esta competencia además ha logrado que disminuya el precio de la energía para el consumidor final.

En la discusión de la denominada ley larga de distribución que comienza en marzo, ACEN recalca que tienen que definirse los deberes y derechos de las empresas comercializadoras. Deben existir todas las garantías que el Estado estime necesario imponer para asegurar que el comercializador va a actuar en forma adecuada. Lo que le da derecho a su vez de realizar su negocio de la comercialización. Esas garantías deben ser tales que no se conviertan en barreras para nuevos actores que sean serios. Además, la figura del comercializador debería pensarse como un ente que tenga una vida legal separada de lo que actualmente es la generación, transmisión y distribución. Un ente nuevo cuya inserción tiene que ser estudiada de modo que no se comentan errores y se asegure efectivamente que haya competencia.

En las distintas reuniones, el Directorio de la Asociación formuló una serie de propuestas que permitirían hacer más eficiente el mercado de la comercialización. Por ejemplo, se debería autorizar que distintos empalmes eléctricos asociados a un único RUT puedan ser considerados como un único suministro. Lo anterior permitiría que cualquier negocio con varias sucursales pudiera optar a ser cliente libre y así elegir el suministrador que le oferte el mejor precio o el tipo de energía que prefiera. Asimismo, ACEN propone la necesidad de disminuir el tiempo involucrado para transitar de cliente regulado a libre. En la actualidad, si una empresa quiere cambiarse de categoría está obligada a esperar 12 meses para permutar de régimen tarifario, habiendo cumplido con la obligación de estar a lo menos 4 años en la categoría de regulado. “La portabilidad eléctrica debería ser inmediata si el cliente cuenta con los sistemas de medición que lo permitan”, sostuvo Andrade.

El Directorio de ACEN además abogó frente a los legisladores por un acceso igualitario a la información y a la disponibilidad oportuna de ésta en temas de mercado, clientes, consumo y otros.

Vuelve al inicio