T. VERGARA

Una inédita petición realizó el Ministerio de Energía al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), para que esta entidad inicie un procedimiento no contencioso de consulta. Esto con el fin de que evacue un informe que se pronuncie respecto de la rebaja del umbral de potencia conectada para optar a régimen de precio libre a 300 kilowatts (kW).

Actualmente, la Ley General de Servicios Eléctricos establece que cuando la potencia conectada del usuario final es superior a 500 kW, dicho cliente podrá optar por permanecer en el régimen de tarifa regulada o de precio libre por un período mínimo de cuatro años.

Esta es una antigua petición que han realizado especialmente empresas de pequeño y mediano tamaño, que les permitiría acceder a negociar directamente sus contratos de energía y optar a menores tarifas para sus respectivas cuentas eléctricas, sobre todo ante del alza que se anticipa en los próximos meses.

La idea de Ejecutivo, según el documento, es “evaluar las condiciones competitivas que dicha modificación generaría, así como otras materias que son de su competencia”.

Este documento es esencial para que el Gobierno tome la decisión de rebajar este límite, pero puede tardar varios meses, ya que el TDLC tendrá que definir un período para recibir argumentos a favor y en contra para determinar su accionar.

“Se concreta un compromiso asumido con organizaciones de pymes, siguiendo los conductos regulares que exige la actual legislación eléctrica. El TDLC es una entidad autónoma y estoy seguro de que la decisión que adopte considerará toda la evidencia técnica existente”, aseguró el ministro de Energía, Diego Pardow.

Por su parte, el presidente de la Asociación chilena de comercializadores de energía, Sebastián Novoa, comentó que es importante que el Gobierno realice esta solicitud porque despejará dudas respecto al nivel de competencia que existe en el sector y sobre el nivel de beneficios a los que accederán los usuarios finales, en particular las pymes, al realizar el cambio de régimen.

“Creemos que esta es una gran victoria para las pymes, que sin duda podrán tomar control sobre sus cuentas eléctricas, acceder a energías renovables y condiciones de precio más atractivas que las existentes en el mercado regulado. En el contexto de una inminente alza tarifaria, el Gobierno toma la delantera en favor de aquellos más afectados”, dijo Novoa,

Según aseguró la senadora Loreto Carvajal (PPD), una eventual rebaja del umbral en cuestión podría beneficiar a más de 60.000 pequeñas y medianas empresas, con el consiguiente efecto en la reactivación económica del país, por lo que solicitó al TDLC actuar con celeridad “para que esta medida de apoyo pueda implementarse de manera efectiva.