CASI 47.000 PYMES PODRÍAN OBTENER AHORROS EN LA CUENTA DE LA LUZ SI SE BAJARA EL LÍMITE DE POTENCIA

13 Agosto 2021 - La propuesta de la Asociación de Comercializadores de Energía (ACEN) consiste en que el Ministerio de Energía ejerza sus atribuciones e impulse la reducción del requisito de potencia conectada. Esto permitiría que las PYMES puedan acceder a mejores precios y condiciones para su suministro de energía eléctrica.

En la actualidad, solo pueden contratar libremente su suministro eléctrico los denominados “clientes libres” que de acuerdo con la normativa actual son aquellos cuyo empalme de conexión a la red eléctrica es a través de un transformador de a lo menos 501 kW.

De este modo, según la Asociación de Comercializadores de Energía (ACEN), múltiples industrias, de diversos sectores productivos, que cumplen con el requisito de los 501 kW ya han podido contratar su suministro con comercializadores, logrando rebajas de hasta un 30% en el costo de la energía.

Sin embargo, el presidente de la entidad, Sebastián Novoa, recalcó que “¿por qué una industria que tiene, por ejemplo, una potencia conectada de 490 kW, no puede optar a esa rebaja? Según la historia de la normativa, tener más de 501 kW implicaba tener una capacidad de negociación frente a una empresa distribuidora, que era la única alternativa de suministro. Pero hoy, cuando existen múltiples empresas que pueden dar ese suministro, ¿tiene sentido continuar limitando el acceso a mejores precios?”.

La gremial indicó que está en manos del Gobierno modificar esta regla que representaría un importante alivio a cerca de 47.000 industrias, para lo cual solo debe seguir un procedimiento establecido en la ley. “Quienes se oponen a esta reducción han esgrimido principalmente que se afectarían los contratos existentes entre las empresas distribuidoras y generadoras, originados en las licitaciones realizadas por la Comisión Nacional de Energía (CNE). Al respecto, las cifras indican que la afectación a esos contratos sería marginal (alrededor del 0,8%) y de corta duración (dos años)”, señaló Novoa.

En este sentido, la propuesta de ACEN consiste en que el Ministerio de Energía impulse la reducción del requisito de potencia conectada indicado en el artículo 147 letra d) de la Ley General de Servicios Eléctricos, conforme a la facultad y mecanismos ahí establecidos.

“Si se implementa esa rebaja, año a año se agregaría un número importante de pequeñas y medianas empresas que podrían acceder al descuento de energía eléctrica. A ello se sumaría una mejora en la calidad de atención comercial, el derecho a elegir a su suministrador y la posibilidad de acceder a una oferta más amplia de servicios relacionados”, comentó el presidente de ACEN.

Vuelve al inicio